DOGMAN

Dogman no es un hombre-perro es un movimiento.

Siéntase observado y bájele de huevos.

Dogman surge ante el inminente secuestro de la opinión pública, la censura de los medios y las pocas oportunidades para expresar lo que solo el arte puede denunciar. Nuestra marca es simple, pero pretende ser un grito y una denuncia pública; un llamado a las autoridades para que se sientan observados y le bajen de huevos.